Efectivamente, la búsqueda visual viene pisando fuerte entre los más jóvenes, pues son los más habilidosos a la hora de utilizar las nuevas tecnologías. Por esta razón, las marcas deberán adaptar sus páginas web al reconocimiento de imágenes para continuar escalando posiciones, además de trabajar el posicionamiento orgánico.

¿Quieres sabe más? En ese caso, sigue leyendo. En este post hablaremos sobre esta nueva tecnología, qué es y como funciona. Además, si te interesa en el sector tecnológico y las búsquedas orgánicas para escalar posiciones en Google, no cierres esta página sin antes echar un vistazo a nuestro Máster en Posicionamiento SEO. Aprenderás todas las claves que te ayudarán a destacar tu página web.

¿En qué consiste la búsqueda visual?

La frase dicha «una imagen vale más que mil palabras» toma forma en el mundo digital con la búsqueda visual. Gracias a la Inteligencia Artificial (IA) la computadora imita nuestra capacidad de procesar imágenes, pues nuestro cerebro es capaz de reconocer una fotografía en 12 milésimas de segundo. De modo que igual que nuestro cerebro, la IA reconocerá patrones y formas en dichas imágenes para realizar búsquedas similares.

¿Cómo funciona esta tecnología?

En líneas generales, el motor de búsqueda empleará la Inteligencia Artificial para encontrar similitudes a partir de una imagen concreta. Con lo cual, a partir de esta primera imagen encontrará otras parecidas o casi idénticas.

¿Cómo sacar partido de la búsqueda visual?

Empleando la búsqueda visual, los internautas podrán encontrar y comprar objetos muy parecidos al que han visto. Por ejemplo, si una persona lleva una chaqueta que nos gusta podremos fotografiarla y decirle al buscador que nos encuentre prendas de ropa como esa. El buscador reconocerá la imagen, el patrón contenido en ella y buscará similitudes entre todas las imágenes subidas a la nube. Así, las marcas darán salida a sus productos mediante esta otra vía.

Por esta razón, las marcas no solo deberán trabajar el SEO (búsqueda orgánica), sino también la descripción de todas las imágenes de sus productos subidos a la nube. Cuanto más optimizadas estén las fotografías, Google podrá encontrarlas y mostrarlas con más facilidad. Por otro lado, los expertos del sector aseguran que cada vez más, esta tendencia se consolidará entre los usuarios de Internet. Así que, ¿a qué esperas para adaptar el inventario de imágenes de tu web?

 

Fuente: Merca2.0