Para los que estáis empezando a trabajar el posicionamiento web en Google, les diré que «gustarle» al gigante de Internet no es tarea fácil. Conseguir encabezar las primeras posiciones en su ranking de búsquedas conlleva horas de trabajo y paciencia, lo normal es ver resultados a largo plazo. Pero no te preocupes ni te desanimes. ¡Son gajes del oficio! Lo principal es que lo aprendas todo sobre Search Engine Optimization (SEO) y que sobre todo no pierdas de vista la experiencia de usuario. Enseguida descubrirás por qué.

Para empezar, vamos a repasar las nociones básicas en posicionamiento web, pero te animo a que realices nuestro Máster en Posicionamiento SEO. Te ayudará a consolidar tus conocimientos mientras mejoras tu estrategia SEO.

Posicionamiento web, ¿por dónde empiezo?

Esta es la pregunta que todos los que nos dedicamos al marketing digital nos hacemos constantemente. Empezar una estrategia SEO no es fácil, pero con los pasos que vamos a indicarte a continuación puedes elaborar una lista con las acciones que vas a llevar a cabo:

1-. Define el perfil de tu público objetivo

Como en toda estrategia de comunicación es vital definir cuál es el público al que vas a dirigir tu producto. Puedes empezar por saber si son hombres, mujeres, ambos, edad, perfil profesional, etc. Si dispones de una base de datos con clientes, empieza por averiguar en qué tipo de categoría encajan. Realizar encuestas y entrevistas también ayuda a empezar.

Por otro lado, si el sitio web ya está en marcha, te vendrá bien echar un vistazo al Google Analytics de tu cuenta. Encontrarás una fuente de datos muy útil sobre tu página web, las llamadas KPIs (Key Performance Indicator). Entre toda la información que te proporciona este servicio de Google, encontrarás datos como el número de sesiones, total de usuarios, número de páginas vistas, la duración media por sesión, cuántos usuarios abandonan la web sin realizar ninguna acción (porcentaje de rebote), etc. Te animo a que investigues la herramienta, conocerás el estado de salud de tu web, así como el perfil de sus visitantes.

2-. Selecciona las palabras claves

Otra decisión importante que deberás tomar para trabajar el posicionamiento web, es la elección de las keywords o palabras claves. 

Una vez que ya tienes identificado el público objetivo, el siguiente paso es saber qué palabras pueden emplear para encontrarte. Para ello, existen muchas herramientas que pueden ayudarte a averiguarlo. Por ejemplo Google Trends, te servirá para comparar términos de búsqueda.

Pero si buscas algo más avanzado, también hay herramientas de pago que te informarán del volumen de búsqueda de cada palabra y su dificultad para posicionarla entre la competencia. Un consejo: si la página web es nueva, empieza por palabras con cierto volumen de búsquedas pero con una dificultad baja.

3-. Aprende de la competencia

También es interesante fijarse en las acciones de posicionamiento que realiza tu competencia. Identifica las empresas más relevantes de tu sector, en términos de Google, las que tienen más autoridad, y estudia las palabras claves que utilizan para posicionarse y cómo estructuran su contenido. También existen herramientas que pueden ayudarte a investigarlo.

4-. Optimiza las imágenes

Procura que las imágenes que subes a tu web no sean demasiado pesadas. De lo contrario podría ralentizar el tiempo de carga y Google lo penalizaría restándote posiciones. El motivo principal es que los usuarios pueden abandonar fácilmente porque no les funciona la página, pues el tiempo de carga esperado es hasta 3 segundos.

5-. Ofrece un contenido de calidad

La experiencia de usuario es uno de los pilares fundamentales que Google valora para posicionar una web. Por eso es importante cuidar el contenido que ofreces a tus visitantes. Cuanto más útil, relevante y original sea el contenido, más aumentará el tiempo de cada sesión y mayor notoriedad conseguirá tu web. La suma de estos factores hará que Google aumente tu autoridad y por lo tanto, ganes posiciones en el ranking.

Para acabar…

En definitiva, una vez tengas definidas las palabras claves a trabajar para el posicionamiento web, es cuestión de mantener tu sitio actualizado y, sobre todo, no descuidar nunca la experiencia de usuario. Haz que tu web sea sencilla y cómoda de navegar. Por otro lado, no te olvides de arreglar enlaces rotos, como usuarios no nos gusta toparnos con un Error 404, y tampoco ayuda al prestigio de tu web.

Continua trabajando y analizando los datos en Google Analytics. Poco a poco verás sus frutos.