Si eres de los que piensan que el PC tiene vida propia y que un buen día decide dejar de funcionar sin previo aviso, este artículo es para ti. Hoy hablaremos sobre la reparación de ordenadores y cómo puedes reparar o, al menos, saber qué le ocurre comprobando tres sencillos pasos.

Ahora bien, si quieres ampliar tu conocimiento sobre el hardware de los ordenadores, consulta nuestro Máster Reparación Ordenadores + Máster en Coaching Tecnológico. Ampliarás tus conocimientos más allá de los tres pasos que presentamos a continuación.

Reparación de ordenadores para inexpertos

Está comprobado que existen diferentes causes que pueden provocar un fallo en nuestro ordenador. Sin embargo, suelen tratarse de fallos que si sabes dónde buscar, posiblemente con una pequeña ayuda quedan resueltos. Veamos qué podemos hacer.

1-. Comprobar el estado de la fuente de carga

Si se trata de un portátil, debemos asegurarnos, primero, que el problema sea el cargador. Es uno de los pasos básicos que realizan los expertos en reparación de ordenadores. ¿Funciona correctamente? Para averiguarlo, realiza una serie de comprobaciones. Por ejemplo, asegúrate que está recibiendo el voltaje correcto o que el enchufe de la pared realmente funciona. Pero si no se da el caso, puede que entonces el problema sea el propio cable de carga. Estos cables suelen ser delicados. Tal y como indican los expertos en reparación de portátiles, el llamado «ladrillo» central del cable y la pieza que conecta la ordenador son los partes más delicadas.

En caso de ser un ordenador de sobre mesa, puedes realizar estas mismas comprobaciones con el cable conectado a la corriente. También puedes comprobar el fusible que permanece dentro de la torre. En caso de que esté en mal estado deberás cambiarlo antes de volver a enchufar el ordenador a la luz.

2-. Puede que el problema sea la pantalla

¿No será que la pantalla no funciona bien? A veces ocurre que el visor de la pantalla, deja de funcionar correctamente. Si al encender el ordenador ves el botón de encendido iluminado y escuchas el ruido del ventilador funcionar, entonces fíjate si en la pantalla se entrevé alguna imagen. Si es así, lo más probable es que tengas que reemplazar el inversor de la pantalla.

No obstante, esta operación no resulta tan fácil en la reparación de ordenadores de escritorio. Pues no hay mucho que salvar. Directamente puedes cambiar el monitor entero por otro para comprobar que sea este el problema o utilizar un cable de alimentación distinto.

3-. Prueba iniciar el ordenador en modo seguro

Antes de rendirte y acudir a un experto en reparación de ordenadores, al tiempo que intentas encender el ordenador, ya sea portátil o de torre, teclea F8. Entonces aparecerá una ventana con diferentes opciones, entre las cuales, «iniciar en modo seguro». En ese momento, el ordenador se encenderá y podrás aprovechar para deshacer cualquier cambio que haya podido perjudicar a su funcionamiento.

En cualquier caso, si estos tres pasos fracasa, entonces será momento de buscar a un informático que sepa de hardware o, directamente, hacerte de un ordenador nuevo.