La seguridad informática se ha convertido en uno de los preceptos más importantes entre las grandes empresas. Las multinacionales, sobre todo, son las primeras que han sabido captar el peligro que supone exponer información entre una y otra parte del mundo. Por eso es importante que las personas que lideran una empresa en la manejen cualquier tipo de información en la red, sean conscientes del riesgo al que se exponen, y de las decisiones que deben tomar en caso de ciberataque.

Si te interesa el tema de la ciberseguridad, sigue leyendo este post. Hoy comentamos los 3 pasos que debes seguir en caso de que tu empresa se vea atacada. Pero si estás pensando en formarte para dedicarte profesionalmente, echa un vistazo a nuestra oferta formativa.

3 pasos a tener en cuenta para la seguridad informática de tu empresa

Según Deloitte, una de las consultoras más prestigiosas a nivel mundial, es imprescindible que las grandes empresas conozcan los peligros que supone la red. Cada vez  se avanza más en ciberseguridad. Pero también aparecen muchos más métodos que vulneran estos cortafuegos. Razón de más para tener muy claro un protocolo de actuación en caso de ataque cibernético.

Así, ¿qué fases debemos tener en cuenta en caso de ataque?

1-. Análisis del ataque

Esta es la primera fase que debemos sopesar. Durante los primeros días o semanas tras el ataque, las personas que integran la cúpula directiva deben tomar decisiones y actuar. Para ello, es imprescindible buscar todo el soporte especializado que ayude a analizar la situación. Es momento de decidir los pasos siguientes para detenerlo y revisar lo antes posibles los mecanismos de seguridad informática para que no vuelva a ocurrir.

2-. Abordar el impacto

Una vez analizado el incidente y decididos los pasos a seguir lo siguiente es intentar reducir los perjuicios. Dependiendo de la magnitud del ataque, se necesitarán aumentar los recursos para poder recuperar de nuevo lo perdido y fortalecer la estructura interna de la empresa. Es importante asegurar que los datos de clientes e información privada de la empresa están seguros. Por ello, es habitual realizar auditorías cibernéticas para revisar la situación y detectar nuevos mecanismos de defensa.

3-. Fase de recuperación

Por último, se trata de restablecer la normalidad de la empresa. Reparar los daños causados y, sobre todo, implantar nuevos cortafuegos. Según la estructura de la compañía esta recuperación puede pasar por rediseñar el negocio, estrategias, nuevas inversiones en seguridad informática, etc. Todo lo que sea necesario para enmendar el incidente y recuperar la salud de la corporación. De modo que el tiempo de recuperación puede durar meses, incluso años.